9 meses de experiencia con Thule TCBP417K

Hace 9 meses me compré la Thule TCBP417K (negra) una mochila con bolsillo para ordenador, tablet y zona segura y solo puedo decir que valió la pena el coste de la mochila.

Muchos, cuando vean el precio, a partir de los 80€ (1650 pesos mexicanos aproximadamente) se echarían para atrás, como a mi me echaba, pero espero que tras leer este post, cambien de opinión y se lo piensen si de verdad merece o o la pena.

Características

Las características de la mochila son, en su mayoría como cualquier otra mochila con zona para portátil en el mercado:
  • Bolsillo para portátil acolchado.
  • Gran bolsillo interior.
  • Diversos bolsillos internos.
  • Bolsas laterales para portar botellas al alcance de la mano.
  • Tira para el pecho.
Pero también cuenta con extras como:
  • Bolsillo acolchado para tablets de 10” o más.
  • Zona segura: bolsillo con elementos más resistentes a impactos y cierre de seguridad.
  • Doble asa.
  • Bolsillo exterior con cierre por correa.
  • Un volumen de carga de hasta 32l.
¿No parece suficiente? A todo eso hay que sumarle que la tela es resistente a la suciedad, arañazos y cortes, al menos desde mi experiencia, pues aunque no está en las características de la mochila y también hay que añadir un servicio de garantía muy eficiente y de hasta 25 años tras la compra.

Uso de la mochila

En estos 9 meses he tenido la oportunidad de viajar por trabajo por toda la península ibérica y fuera de ésta, llevando la mochila a todos los viajes y usándola tanto como para llevar equipaje como para el día a día.
 
En los viajes, se puede llevar a la cabina del avión y gracias a su gran volumen se puede llevar sin ningún problema ropa hasta para 4 días: pantalón, muda, 5 camisetas/camisas, pijama, enseres para la higiene personal, chanclas, portátil, tablet, cámara de acción, disco duro externo, y todos cables de los citados elementos electrónicos. en el bolsillo exterior suelo meter la sudadera sujeta con la correa. Además de las gafas de sol en la zona segura de la mochila.
Para el día a día la suelo llevar menos cargada: tupper con comida, gracias a las dimensiones del bolsillo grande, puede ir en horizontal, disminuyendo riesgos de que se salga la comida; Ropa para el gimnasio y/o natación. apuntes de clase, portátil y/o tablet. Como podéis observar, mucho más ligera que en los viajes.
Gracias a la cinta ajustable para coger la mochila al pecho, su espalda acolchada y sus asas anchas para los hombros, es muy cómoda de llevar en bicicleta, mi modo de transporte principal y por el cual
pude, sin querer, poner a prueba la resistencia de la tela de la mochila al pasar cerca de rosales, que como dije antes, rompieron la camiseta que llevaba puesta, pero no dejaron marca en la mochila.
 

Resistencia al agua

En cuanto a la lluvia, la mochila no es impermeable, pero sí que tarda en penetrar el agua y en las lluvias recientes (más de 60 y casi hasta 120 l/m2 en unas pocas horas) la he llevado sin paraguas o protección contra el agua y he de decir que aún habiendo entrado el agua a la mochila, la cantidad ha sido mínima comparada con la que ha recibido y en un rato estaba seca. Las marcas de agua interiores llegaban a 3 cm desde la parte superior y seguramente que fuese por la capilaridad que tiene la tela. Ningún elemento electrónico se dañó, pero recomiendo buscar una funda impermeable para la mochila, pues seguro que el echo de mojarse deteriora la mochila más rápido.
 

Zona segura

Esto no es más que un bolsillo en el que entran unas gafas y un smartphone (tamaño iPhone 5, o en mi caso el Moto G de primera generación), la tapa exterior es robusta y se sitúa la zona para el móvil, en cambio la zona, no tan robusta pero segura, del interior es extraíble, dando la posibilidad de ampliar la capacidad del bolsillo grande interno.
 

Doble asa

No es más que una segunda asa en el culo de la mochila, viene bien cuando colocas la mochila en los compartimentos de carga de los aviones, trenes o autobuses, da igual cómo la pongas que siempre tendrás un asa a mano por donde coger la mochila, incluso si la sitúas bajo un banco de espera.
 

Valoración

En una escala del 0 al 10, he de decir que le daría un 9, no es perfecta, pero sí casi perfecta. El bolsillo exterior con correa es más pequeño que el modelo predecesor a este, y por tanto pierde volumen a cambio de un diseño algo más estético, que no consigue al ser una mochila tan grande.
 
Es una muy buena mochila y mi experiencia con el servicio técnico de Thule es mejor aún si cabe.
Tiene muy buenos acabados en las costuras, la tela es de muy buena calidad y el estampado que tiene hace que no se note el polvo y la suciedad que pueda tener, un extra en viajes de negocios.
 
Si os interesa obtener una de estas mochilas y además apoyar al blog, puedes obtenerla en el siguiente enlace: Thule TCBP417K – Mochila para MacBook Pro de 17″/Apple iPad con zona segura, o si solos quieres apoyarnos, puedes dejar tu donativo a través de Paypal o comprando en Amazon (mediante ese link).
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *